06 marzo 2014

LEOPOLDO MARÍA PANERO



                      LOS GRANDES POETAS SE ESTÁN MURIENDO
 
 


Ha caído Leopoldo María Panero y aún recuerdo vivamente cuando lo tuvimos  en Guayaquil, tan cerca y tan lúcido en su poesía y tan distante en sus largos silencios.
Estuvo en el parque de las iguanas, se sentó en una banqueta, contempló y 
se admiró de estos pequeños maravillosos saurios y fumó un cigarrillo. 
Caminó por el malecón junto al río donde se quedó perplejo frente al agua, 
ahí se detuvo, contempló al manso Guayas, sus lechuguines y la marea que 
sube y baja según se pinte el día y mientras contemplaba el río, prendía uno y otro tras otro y otro cigarrillo. Caminó por el Parque Histórico y siguió fumando, le increparon los guardias de seguridad, pero  no dejó de hacerlo. 
En los ascensores de los hoteles donde marcó el territorio como propio, sus 
anfitriones se murieron de vergüenza, pero no importaba, que importaba, si
al fin y al cabo ya sabían de antemano lo que significaría traerlo,  era Panero su fama de  poeta, transgresor e irreverente lo antecedía.
 
Lo tuvimos en el mar de Villamil y entre el patio de las plantas del  querido poeta Guayaquileño Augusto Rodríguez, donde bebió mares de coca cola y pan con mantequilla, donde cantó la canción de Mecano en alusión a  la bebida, mientras nosotros la coreabamos, nos reíamos y admirábamos de la  impresionante humanidad del hasta entonces, casi dios de la poesía, aquel  que habíamos concebido y admirado desde lejos y ahora estaba entre nosotros.
  
Con Luis Alberto Bravo, Beatriz Viteri, Adolfo Santiestevan, Miguel Antonio  Chavez, Dina Bellrhan, Servio Zapata, su enfermera española, Augusto  Rodríguez y Siomara España.

   Estuvo en dos que tres recitales de la ciudad, donde las presentaciones no 
bastaron, se quedaron cortas ante la lúcida irreverencia y malditismo de  este hombrepoeta, ahí entendí y hoy me atrevo a decir, que Leopoldo María Panero solo nació para la poesía, pues mientras le preguntaban por sus actividades  con los locos  en el psiquiátrico, él recitaba en latín, en alemán,  recordaba a viva voz versos de otros poetas y los propios ante la perplejidad del auditorio. En esa especie de dialogo que le prepararon, Panero respondió cuando y como quiso  y ante una desatinada pregunta acerca del excremento,  él dijo con absoluta naturalidad, “no me gusta el excremento, a mí lo que me gusta es cagar" suscitando las emocionadas carcajadas de los espectadores.
Queda en su poesía la constantes sobre la  rebeldía, el desamor, el sexo, el humor, las filias, la tragedia y por supuesto la locura.
Queda  Panero,  el malditismo de sus poemas y aquel libro escrito en el psiquiátrico de Mondragón y publicado en el 87 entre tantos otros títulos, pero sobre todo esa maravillosa compilación  que nos regaló Visor con su poesía completa.
Hoy busco a Panero desde las siete  de la mañana, voy a la biblioteca, busco el libro de Visor, recuerdo que en mi fetichismo guardé uno de sus cigarrillo entre sus páginas, (después de encenderlo en el balconcito del MACC,  le dio una pitada y me dijo, como probándome, si quieres fumar, toma este, no lo fumé)  el libro se abre y el impacto es enorme, aparece REQUIEM junto al cigarrillo. 

 Yo soy un hombre muerto al que llaman Pertur.
En la cena de los hombres quién sabe si mi nombre
algo aún será: ceniza en la mesa
o alimento para el vino.

Ha muerto el último de los Poetas Malditos, dicen.
Ha muerto el último de los Paneros Poetas, digo.
Quizá se va cerrando el círculo de su poesía y empieza la leyenda, hasta tanto quedan para comprender,  si cabe, un poco de su historia,  las cintas:    “El desencanto” de Jaime Chávarri y  Después de tantos años”  de Ricardo Franco.

Adios Poeta, buen viaje Leopoldo, te vas por el Caput Mortis, por el Last River Together  con  Dioscuros, hacia  la  Guarida de un animal que no existe,  como Tarzán traicionado,  como Narciso el acorde último de las flautas, como El Último Hombre,  entonando el  Canto del Llanero Solitario.
Te vas  en Globo Rojo con  El Tarot del Inconsciente Anónimo, con  la Teoría Lautreamontiana del Plagio,  con tus Primeros Poemas  con los Últimos poemas,  Once Poemas o 7 poemas   construidos con  la Piedra Negra o de Temblar  por la Heroína.  Con la con la Teoría  y el Epílogo lanzado Contra España y otros poemas de no amor.
Te vas como los Locos, como un  Orfebre,   como  El que no ve  mientras nos  dices:  Así se fundó Carnaby Sreet, mientras las  Tres historias de la vida real seguirán siendo los  “Poemas del manicomio de Mondragón”.

07 abril 2010

ELEGÍA A LA MUERTE DE ATAHUALPA

VERSIÓN QUICHUA

Rucu cuscungu

Jatum pacaipi

Huañui huacaihuan

Huacacurcami;

Urpi huahuapas

Janac yurapi

Llaqui llaquilla

Huacacurcami.

Puyu puyulla

Uiracuchami,

curita nishpa

Jundarircami.

Inca yayata

Japicuchishpa,

Siripayashpa

Huañuchircami.

Puma shunguhuan,

Atuc maquihuan,

Llamata shina

Tucuchircami.

Runduc urmashpa,

Illapantashpa,

Inti yaicushpa

Tutayarcami.

Amauta cuna

Mancharicushpa

Causac runahuan

Pamparircami.

Imashinata

Mana llaquisha

Ñuca llactapi

Shucta ricushpa.

Turi cunalla

Tandanacuchun,

Yahuar pampapi

Huacanacushum.

Inca yayalla,

Yanac pachapi

Ñuca llaquilla

Ricungui yari.

Caita yuyashpa

Mana huañuni,

Shungu Ilugshishpa

Causaricuni

(Versión Luis Cordero)

En un corpulento guab0

un viejo cárabo está

con el lloro de los muertos

llorando en la soledad

y la tierna tortolilla,

en otro árbol más allá,

lamentando tristemente

le acompaña en su pesar.

"Como niebla vi los blancos

en muchedumbre llegar

y oro más oro queriendo

se aumentaban más y más.

Al venerado padre Inca

con una astucia falaz

cogiéronle, y ya rendido

le dieron muerte fatal.

¡Corazón de león cruel,

manos de lobo voraz,

como a indefenso cordero

le acabasteis sin piedad!

Reventaba el trueno entonces

granizo caía asaz

y el sol entrando en ocaso

reinaba la oscuridad

Al mirar los sacerdotes

tan espantosa maldad

con los hombres que aún vivían

se enterraron de pesar

¿Y por qué no he de sentir?

¿Y por qué no he de llorar

si solamente extranjeros

en mi tierra habitan ya?

¡Ay venid hermanos míos,

juntemos nuestro pesar

y en ese llano de sangre

lloremos nuestra orfandad

y vos inca padre mío

que el alto mundo habitáis

estas lágrimas de duelo

no olvidéis allá jamás

¡Ay! No muero recordando

tan funesta adversidad

¡Y vivo cuando desgarra

mi corazón el pesar!

12 octubre 2009

Encuentro poético en Bambamarca- Perú

Arquitectos del alba

Esta es la antología del encuentro en Perú

Más de 100 poetas presentes en un evento sin parangón en la hermana república del Perú, la sede del evento fue en Bambamarca, los poetas de Ecuador, Bolivia, Chile, Venezuela, México Brasil, Canadá, Estados Unidos, Rumania , Uruguay, Argentina, España, Inglaterra, Puerto Rico, entre otros tuvimos la oportunidad de visitar las zonas rurales y sus diferentes poblados hasta donde llevamos la palabra y compartimos una hermosa mañana llena de poesía, de canto, danza, gastronomía típica con los pobladores de las diversas poblaciones que las distintas delegaciones visitaron.

Nuestra delegación visitó el poblado de San Juan de Lacamaca donde en primera instancia fuimos recibidos por su alcalde para luego ser acogidos por las comunidades que se habían avecinado hasta el lugar para recibirnos entre cantos, danzas y música y poesía, una de los momentos más emocionantes fue escuchar declamar sus poemas a los niños de las diferentes escuelas, con temas a favor de la vida y del agua ya que esta región se encuentra en grave peligro por la contaminación que viven debido a la explotación de las minas por parte de empresastrasnacionales.

También San Juan de Lacamaca nos honró al declararnos HUÉSPEDES ILUSTRES definitivamente quienes estuvimos en el encuentro poético en Bambamarca la llevaremos grabada para siempre en nuestro corazón.

con el Presidente de "la Casa del Poeta Peruano" José Vargas

12 agosto 2009

La Primera gran antología bilingüe de poesía ecuatoriana ya es una realidad, esta obra fruto del trabajo Tenaz del poeta guayaquileño Fernando Iturburu y el traductor norteamericano Alexis Levitin, se ha publicado en los Estados Unidos.
Tapestry Of The Sun and Anthology of Ecuadorian Poetry, la primera antología de la poesía ecuatoriana en edición bilingüe publicada recientemente en San Francisco, Estados Unidos, se constituye en la obra pionera en su tipo, sin duda una obra trascendental para la poesía ecuatoriana. El libro que ya está circulando en los EE.UU., y recoge una amplia selección de poetas ecuatorianos como Medardo Ángel Silva, David Ledesma Vázquez, Hugo Mayo, Agustín Vulgarín, Jorge Enrique Adoum, Sonia Manzano, Fernando Nieto Cadena, Antonio Preciado, Carlos Eduardo Jaramillo, Fernando Cazón Vera, Maritza Cino, Siomara España, Augusto Rodríguez, Ana Minga, entre otros.
Poesía de Siomara España
WEDNESDAY´S WOMAN
How often does the Wednesday woman
unfold her face
wash her feet
and walk again upon her words.
how often does she follow the same old path,
wander down the same old streets,
see the same traffic lights,
consider the same beggars, climb the same clouds,
seek out the same bed.
How often does the Wednesday woman
look for the mouth of her lover,
tremble in this arms,
and desperate cry out her love
and sob her words in silence.
How often does the Wednesday woman
want to flee her passion
forget her dreams
and simply stay tied down
how often does she laugh and sing
haw many tears of love.
How often does the Wednesday woman
have to tie tight her soul
live her delirium and madness,
and walk again on what´s been said,
walk again upon her her hords.
LA MUJER DEL MIÉRCOLES
Cuantas veces la mujer del miércoles
desdobla el rostro,
lava sus pies
y camina sobre sus palabras.
Cuantas veces recorre los mismos caminos,
transita las mismas calles,
ve los mismos semáforos,
observa los mismos mendigos,
sube las mismas nubes,
busca la misma cama.
Cuantas veces la mujer del miércoles
busca la boca de su amante,
se estremece entre sus brazos,
grita de amor desesperada
y llora entre silencios sus palabras.
Cuantas veces la mujer del miércoles
quiere abandonar su pasión
renunciar a su tortura
olvidar sus sueños
y seguir atada.
Cuantas veces ríe y canta
y otras tantas llora enamorada
cuantas veces la mujer del miércoles
tiene que amarrarse el alma,
vivir el delirio, la locura
y caminar sobre lo dicho,
caminar sobre sus palabras.
FROM THE RETURN OFF LOLITA
I am Lolita.
And even so the steppenwolves
undo my braids
with their teeth,
and throw me
chewy caramels of cyanide.
i sensed my name day at the port,
the shipwrecked returned,
remember?
And that battle
with Vladimir, the implacable.
i know that I’m Lolita,
i knew it when he gave me
his hands lacerated from writing me.
II
That´s why when your appearead, supplicant,
telling me your fears,
i let you touch me,
bite my arms and knees,
i let you mutilate between my legs
Charlotte´s fears.
I knew your old sword
could open one by one my veins,
and cut across my pupils,
and i mocked a hundred times
your aged child´s stupidity
crying there within my womb.
and when all the shipwrecked of the world
returned to my port
to give me gifs
i paid for with colostrum and with flesh,
you leapt upon my shadow,
as i fled and as i danced.
That´s why I´m Lolita,
nymphet of motels and anagrams,
returning with her baggage on her shoulder
to reclaim across the years the past.
EL REGRESO DE LOLITA
Yo soy Lolita
Así los Lobos esteparios
me desenreden
las trenzas con sus dientes,
y me lancen
caramelos de cianuro y goma.
Intuí mi nombre aquel día del puerto
con los náufragos
¿recuerdas?.
Y aquel combate
con Vladimir, el implacable.
Sé que soy Lolita,
lo supe cuando me entregó
sus manos laceradas de escribirme.
Por eso cuando apareciste suplicante
a contarme tus temores,
te deje tocarme,
morder mis brazos y rodillas,
te deje mutilar entre mis piernas
los temores de Charlotte.
Sabía que tu vieja espada
cortaría una a una mis venas,
mis pupilas,
y me burlé cien veces
de tu estupidez de niño viejo
llorando entre mi vientre.
y cuando todos los náufragos del mundo
volvieron a mi puerto
a entregarme dádivas
que yo pagaba, con calostro y carne
tú saltaste tras mi sombra,
mientras yo huía,
mientras yo bailaba.
Por eso soy Lolita,
la nínfula de moteles y anagramas
que vuelve con la maleta al hombro
a retomar tras años el pasado.
THE EMPTY HOUSE
* Invite
no one
To our house,
for they will scrutinize our
doors, walls, stairs and windows,
gaze at the termites in the corners,
the rusted locks, The blind and ruined lamps.
Bring no one o our house,
for they would have nothing
but the anguish of your table,
your bed, the tablecloth,
the furniture, they would laugh
in pity at the cups, pretend
nostalgia for my name,
and they would mock as well our hammock.
Don’t bring people to our house any more
for they would write you songs,
stir your soul,
whisper obliquely in your ear,
plant a flower on your window sill.
that´s why, I beg of you, you mustn´t
bring more people to our house,
for they would turn shades of pink,
green, red, or blue,
discovering broken walls
and withered plans.
they would want to sweep he corners
open the blinds
and find safe among my books
the perverse excuses they are searching for.
Bring no one else into our house
for here they would discover our absurdities
and bring you far to other beaches
and tell you tales of shipwrecks
and against your will drag you from our home.
LA CASA VACÍA
No
invites a
nadie a nuestra casa
pues repararan en
puertas, paredes, escaleras
y ventanas, mirarán la polilla en los
rincones, los cerrojos oxidados, las lámparas
ciegas, arruinadas. No traigas a nadie
a nuestra casa pues no tendrán más
que angustia de tu mesa,
de tu cama, del mantel,
del mobiliario se reiran de
pena por las tazas,
fingirán nostalgia
de mi nombre
y reirán también de nuestra hamaca.
No traigas más gente a nuestra casa
pues te escribirán canciones,
te entusiasmaran el alma,
te susurrarán traviesos,
sembraran una flor en tu ventana.
Por eso no debes, te lo ruego,
traer más gente a nuestra casa
pues se pondrán rosados,
verdosos, rojizos o azulados,
al descubrir paredes rotas
las plantas marchitadas.
Querrán barrer en los rincones
querrán abrir nuestras persianas
y encontraran seguro entre mis libros
las excusas perversas que buscaban.
No traigas mas nadie a nuestra casa,
así descubrirán nuestros absurdos
te llevaran lejos a otras playas
te contaran historias de naufragios
te sacaran a rastras de esta casa.

18 mayo 2009

Mario Benedetti
El prolífico escritor Uruguayo se fue a los 80 años y deja un inmenso vacío en las letras americanas.
Confieso que en los ultimos tiempos me habia acercado de especial manera a sus poemas y nunca dejó de sorprenderme la simple sencillez de su palabra, y es que en eso radicaba lo maravilloso de su constante decir y digo constante porque son más de 80 los textos (cuentos, poemas, ensyos, etc) que la pluma de Benedetti dió a la posteridad.
Benedetti nunca dejó de llamar a las cosas por su nombre, jamás trato de adornar su textos con falsos andamiages, le cantó a las cosas cotidianas como nadie, y al amor alegre, casi nunca al desasosiego de un mal amor.
Pero tambien fue un autor de lucha, comprometido, perseguido y exiliado, defensor de libertades, sin duda un escritor para leer y enamorar.
Aqui un diminuto homenaje a su palabra con 3 de sus más hermosos poemas.

HAGAMOS UN TRATO

Compañera,

usted sabe

que puede contar conmigo,

no hasta dos ni hasta diez

sino contar conmigo.

Si algunas veces

advierte

que la miro a los ojos,

y una veta de amor

reconoce en los míos,

no alerte sus fusiles

ni piense que deliro;

a pesar de la veta,

o tal vez porque existe,

usted puede contar

conmigo.

Si otras veces

me encuentra

huraño sin motivo,

no piense que es flojera

igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato:

yo quisiera contar con usted,

es tan lindo

saber que usted existe,

uno se siente vivo;

y cuando digo esto

quiero decir contar

aunque sea hasta dos,

aunque sea hasta cinco.

No ya para que acuda

presurosa en mi auxilio,

sino para saber

a ciencia cierta

que usted sabe que puede

contar conmigo.

POEMA DE AMOR DE TARDE

Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las cuatro

y acabo la planilla y pienso diez minutos

y estiro las piernas como todas las tardes

y hago así con los hombros para aflojar la espalda

y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las cinco

y soy una manija que calcula intereses

o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas

o un oído que escucha como ladra el teléfono

o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las seis.

Podrías acercarte de sorpresa

y decirme “¿Qué tal?” y quedaríamos

yo con la mancha roja de tus labios

tú con el tizne azul de mi carbónico.

A LA IZQUIERDA DEL ROBLE

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes pero el Jardín Botánico es un parque dormido en el que uno puede sentirse árbol o prójimo siempre y cuando se cumpla un requisito previo. Que la ciudad exista tranquilamente lejos. El secreto es apoyarse digamos en un tronco y oír a través del aire que admite ruidos muertos cómo en Millán y Reyes galopan los tranvías. No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes pero el Jardín Botánico siempre ha tenido una agradable propensión a los sueños a que los insectos suban por las piernas y la melancolía baje por los brazos hasta que uno cierra los puños y la atrapa. Después de todo el secreto es mirar hacia arriba y ver cómo las nubes se disputan las copas y ver cómo los nidos se disputan los pájaros. No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes ah pero las parejas que huyen al Botánico ya desciendan de un taxi o bajen de una nube hablan por lo común de temas importantes y se miran fan ticamente a los ojos como si el amor fuera un brevísimo túnel y ellos se contemplaran por dentro de ese amor. Aquellos dos por ejemplo a la izquierda del roble (también podría llamarlo almendro o araucaria gracias a mis lagunas sobre Pan y Linneo) hablan y por lo visto las palabras se quedan conmovidas a mirarlos ya que a mí no me llegan ni siquiera los ecos. No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes pero es lindísimo imaginar qué dicen sobre todo si él muerde una ramita y ella deja un zapato sobre el césped sobre todo si él tiene los huesos tristes y ella quiere sonreír pero no puede. Para mí que el muchacho está diciendo lo que se dice a veces en el Jardín Botánico ayer llegó el otoño el sol de otoño y me sentí feliz como hace mucho qué linda estás te quiero en mi sueño de noche se escuchan las bocinas el viento sobre el mar y sin embargo aquello también es el silencio mírame así te quiero yo trabajo con ganas hago números fichas discuto con cretinos me distraigo y blasfemo dame tu mano ahora ya lo sabés te quiero pienso a veces en Dios bueno no tantas veces no me gusta robar su tiempo y además está lejos vos estás a mi lado ahora mismo estoy triste estoy triste y te quiero ya pasarán las horas la calle como un río los árboles que ayudan el cielo los amigos y qué suerte te quiero hace mucho era niño hace mucho y qué importa el azar era simple como entrar en tus ojos dejame entrar te quiero menos mal que te quiero. No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes pero puedo ocurrir que de pronto uno advierta que en realidad se trata de algo más desolado uno de esos amores de tántalo y azar que Dios no admite porque tiene celos. Fíjense que él acusa con ternura y ella se apoya contra la corteza fíjense que él va tildando recuerdos y ella se consterna misteriosamente. Para mí que el muchacho está diciendo lo que se dice a veces en el Jardín Botánico vos lo dijiste nuestro amor fue desde siempre un niño muerto sólo de a ratos parecía que iba a vivir que iba a vencernos pero los dos fuimos tan fuertes que lo dejamos sin su sangre sin su futuro sin su cielo un niño muerto sólo eso maravilloso y condenado quizá tuviera una sonrisa como la tuya dulce y honda quizá tuviera un alma triste como mi alma poca cosa quizá aprendiera con el tiempo a desplegarse a usar el mundo pero los niños que así vienen muertos de amor muertos de miedo tienen tan grande el corazón que se destruyen sin saberlo vos lo dijiste nuestro amor fue desde siempre un niño muerto y qué verdad dura y sin sombra qué verdad fácil y qué pena yo imaginaba que era un niño y era tan sólo un niño muerto ahora qué queda sólo queda medir la fe y que recordemos lo que pudimos haber sido para él que no pudo ser nuestro qué más acaso cuando llegue un veintitrés de abril y abismo vos donde estés llevale flores que yo también iré contigo. No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes pero el Jardín Botánico es un parque dormido que sólo despierta con la lluvia. Ahora la última nube a resuelto quedarse y nos está mojando como alegres mendigos. El secreto está en correr con precauciones a fin de no matar ningún escarabajo y no pisar los hongos que aprovechan para nadar desesperadamente. Sin prevenciones me doy vuelta y siguen aquellos dos a la izquierda del roble eternos y escondidos en la lluvia diciéndose quién sabe qué silencios. No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes pero cuando la lluvia cae sobre el Botánico aquí se quedan sólo los fantasmas. Ustedes pueden irse. Yo me quedo..

16 octubre 2008

La nueva poesía ecuatoriana del siglo XXI* Por Augusto Rodríguez 1. Los inicios La poesía ecuatoriana como cualquier otra poesía en Latinoamérica ha vivido y vive su propia metamorfosis. Sus cambios y regresos. Sus altas y bajas. Para de algún modo entender este proceso quisiera hacer un breve repaso sobre algunos momentos importantes de nuestra poesía. Empezaré este viaje con La Generación decapitada 1, poetas nacidos a fines del siglo XIX, que con sus obras dieron el puntapié inicial a la poesía contemporánea del Ecuador del siglo XX. Destaca la figura del quiteño Arturo Borja (1892-1912) pero sobre todo el guayaquileño Medardo Ángel Silva (1898-1919). Fueron poetas que escribieron sobre la muerte y que se debatieron entre la incomprensión social y la aristocracia de esos años. Poetas que murieron muy jóvenes debido a suicidios y otros motivos de diversas índoles. Posteriormente es significativa la presencia del manabita Hugo Mayo (1898-1988), primer vanguardista ecuatoriano. Creó una obra muy distinta de su época y unas revistas que tuvieron poca circulación pero que dialogaba con el resto de Latinoamérica entre ellas Síngulos y Motocicleta, que colaboraron autores como Huidobro, Borges, Neruda o Apollinaire. Antes que culmine la primera mitad del Siglo XX, arriban los mayores poetas de la poesía contemporánea del Ecuador, tales son el caso del gran Jorge Carrera Andrade (1903-1978), Alfredo Gangotena (1904-1944), Gonzalo Escudero (1903-1971), de ahí tenemos la obra extraordinaria de César Dávila Andrade (1918-1967). Luego de esta generación se experimentará un vacío en el panorama literario, el mismo que sólo veinte y treinta años después tratará de ser llenado con la aparición de grupos (Elan en Cuenca; Madrugada de Guayaquil) y con voces más individuales, de las cuales quizá las más conocidas sean hoy las de Jorge Enrique Adoum (1926), Rafael Díaz Icaza (1925) y Efraín Jara Idrovo (1926). Posteriormente se suman voces novedosas y muy personales que tal vez no han tenido la debida promoción y difusión a nivel internacional como es el caso de Carlos Eduardo Jaramillo (1932), el fallecido David Ledesma Vásquez (1934-1961), Euler Granda (1935) y Fernando Cazón Vera (1935). De ahí aparecen varios grupos y revistas donde se agrupan nombres significativos entre ellos los Tzántzicos, La Pequeñalulupa, Tientos y diferencias, Contextos, La Mosca Zumba, Matapiojo, Balapalabra, sobre todo La Bufanda del Sol en Quito y el Grupo Sicoseo en Guayaquil. De estos formarán parte poetas como Humberto Vinueza, Iván Egüez, Javier Ponce, Fernando Nieto Cadena, Huilo Ruales, Jorge Martillo, Fernando Balseca, Iván Carvajal, Edwin Madrid, Paco Benavides, Diego Velasco, Fernando Iturburu, Ramiro Oviedo, Héctor Alvarado, Hugo Salazar Tamariz, entre otros. 2. ¿Retroceso, tierra baldía, epígonos o exquisitos? “Hacia principios de los 80, los grupos se habrán desintegrado y cada participante tomará su rumbo, el mismo que a veces estará marcado por la diletancia tanto individual como grupal, pues el contexto en el cual aparecieron había cambiado notablemente: en el plano nacional se había pasado a un régimen democrático, y en el plano internacional se viviría el fin del llamado bloque socialista europeo. En los 80, tanto la poesía como la prosa van a registrar algunos aciertos, como el de Pedro Gil, pero también un estancamiento expresivo por el gratuito oscurecimiento del poema so pretexto de universalidad. Habrá que esperar el inicio del nuevo milenio para que otra generación retome el legado cultural de sus antecesores y debata sobre las condiciones sociales y políticas y los principios que van a determinarlos” 2 dice el poeta Fernando Iturburu. Por su parte, el gran poeta y maestro Fernando Nieto Cadena, quien reside en México hace varias décadas afirma: “Hay un salto de Sicoseo a Buseta que convertía en tierra de nadie o mucho peor, en tierra baldía lo que iba entre 1980 y 2005, algo así como veinticinco años de silencio oprobioso. Regresé sobre lo pensado. Tengo la sospecha que no se trata de ningún salto. Lo veo más bien como una línea cada vez mejorada y ampliada que resume una serie de referentes que caracterizan con mayor dinamismo y amplitud de horizontes a la gente de Buseta frente a los que tuvimos los de Sicoseo. Nuestros referentes no eran tan amplios y diversos ni teníamos tanta comunicación como es posible tenerla hoy”3 Finalmente el poeta quiteño Xavier Oquendo confirma: “Abundan en estos días, entre los jóvenes y no tan jóvenes poetas del país, un discurso "afrancesado" al que algunos de ellos mismos han titulado "exquisito". Los escritores amantes de los poetas franceses del siglo XX y su tradición de poesía pura (lo extremadamente gracioso es que muchos-por no decir todos- no saben leer ni escribir en francés, sin embargo encuentran la verdadera sensibilidad en la traducción) que se ha ido mezclando en su discurso como una epidemia sin vacuna. "Lo exquisito", si bien he podido entender, consiste en alabar sin fin a la poesía "pura", repleta de hermetismo, que esté escrito en cualquier otro idioma que no sea el español (y si es en francés, mucho mejor). Algunos de los "exquisitos" suelen utilizar también, en sus discursos, referencias a poetas griegos antiguos para sostener la "profundidad" de su lírica amparada en un "canon" inexistente, fortalecido por el discurso de otro. Nunca he podido entender como los poetas que no hablan y dominan otra lengua como el francés, el inglés, el alemán, etc. Se atreven a sostener que sus grandes referentes son los poetas extranjeros (me refiero extranjero a la lengua). Buscan los italianos, los ingleses, los franceses, los germanos para sostener una idea de erudición en un discurso sin fundamento. Las traducciones son una versión. Los "exquisitos" se olvidan de que la poesía es sonido y silencio. Y que cada lengua tiene un sonido y un silencio distinto”. 4 Es verdad que los críticos, los estudiosos literarios, los lectores se han centrado en la figura de algunos autores de principios de siglo XX. Pero de ahí para acá no se ha estudiado debidamente a los poetas posteriores. Faltan verdaderos estudios a vates como Jaramillo, Cazón o Ledesma. Faltan que se hagan sesudos estudios para darles la verdadera ubicación en nuestra poesía a poetas como Paco Benavides, Fernando Nieto Cadena o Iván Carvajal. Pienso que tal vez la influencia de Carvajal influyó demasiado en algunos de nuestros últimos poetas (¿epígonos?) que hizo que se pierda el camino. Ahora, hace muy poco, salió publicado un libro que debe convertirse en lectura obligada para entender a recientes poetas distintos, se denomina La voz habitada: Ana Cecilia Blum, Julia Erazo Delgado, Marialuz Albuja, Carlos Vallejo, Xavier Oquendo y Carlos Garzón. Otros nombres interesantes de la última poesía ecuatoriana, que vale la pena mencionar son Roy Sigüenza, Aleyda Quevedo Rojas, Alfonso Espinosa o Franklin Ordóñez. 3. El nuevo siglo XXI A fines de los noventa y principios del 2.000 se forman varios y significativos grupos literarios en diferentes rincones del país. Tenemos como más conocidos los ejemplos de Noctambulario en Riobamba, La Pileta y La Esponja en Cuenca; Fe de erratas, Machete rabioso, K.kbzuhela, Locomotrova en Quito o Buseta de papel y Re-verso en Guayaquil. Constantemente vengo leyendo, reseñando, escribiendo sobre estos poetas que están agrupados en todo el país. Es imposible hablar de todos ya que cada grupo tiene a decenas de autores en sus filas, pero mencionaré algunos por grupo: En Noctambulario tenemos el humor corrosivo de Patricio Cárdenas Herrera (Riobamba, 1976) o a la profundidad y el calado de Víctor Vimos (Riobamba, 1985). En la Pileta está el dinamismo de Monserrath Carrera Loja (Cuenca, 1983) o la brevedad de Cesibel Ochoa (Zaruma, 1985). En La Esponja destaca María de los Ángeles Martínez (Cuenca, 1980) por su fuerza y contundencia. En Fe de erratas hay varios nombres de interés como Edison Lasso (Piñas- El Oro, 1977) por su ironía o Alex Tupiza (Quito, 1975) por su constantes acechos de humor a la religiosidad y lo sagrado. En Machete rabioso tenemos la fuerza de Marcelo Villa Navarrete (Quito, 1981) o la visión urbana de Cristian Arteaga (Quito, 1979). En K.kbzuhela está la profundidad de Freddy Ayala (Latacunga, 1983) o la versatilidad de Andrea Samaniego (Quito, 1985). En Locomotrova sobresale el dinamismo de Diego Cazar (Quito, 1977). En Buseta de papel la poesía imaginaria de Luis Bravo (Milagro 1979), la fuerza de Dina Bellrham (Milagro, 1984), el erotismo de Tamara Acosta (Guayaquil, 1986), la profundidad de Tyrone Maridueña (Guayaquil, 1986) o la dureza de la fallecida Carolina Patiño (Guayaquil, 1987-2007). En Re-verso destaco la diversidad de Siomara España (Manabí, 1976) o la brevedad de Xavier Hidalgo (Guayaquil, 1977). También son muy valiosos los aportes irónicos de Jairo Estacio (Quito, 1975), el humor de Rafael Méndez Meneses (Guayaquil, 1976), la visión urbana de Javier Cevallos (Quito, 1976), el conocimiento literario de David G. Barreto (Quito, 1976), la crítica y la poética de César Eduardo Carrión (Quito, 1977), la profundidad de Cristian Avecillas (Quito, 1977), las lecturas de Ernesto Carrión (Guayaquil, 1977), el imaginario de Javier Lara Santos (Quito, 1978), la brevedad de Juan José Rodríguez (Ambato, 1979), el torrente de Rocío Soria (Quito, 1979), la irreverencia de Paola Zambrano (Galápagos, 1979), la cotidianidad de Carlos Luis Ortiz (Alausí, Chimborazo, 1979), la fuerza de Alexis Cuzme (Manta, 1980), el desenfado de Fernando Escobar (Quito, 1982), la energía de Ana Minga (Loja, 1983), la prosa pulida de Fabián Darío Mosquera (Golfo de Urabá, Colombia, 1984), la nueva poética de Wladimir Zambrano (Guayaquil, 1985), entre otros. Notas y biografías 1. MADRID, Edwin: Antología, La poesía del siglo XX en Ecuador. Visor, Madrid, España, 2007. 2. ITURBURU, Fernando: Jóvenes poetas ecuatorianos: en busca de un nuevo compromiso literario. Revista Letralia, Venezuela, 2008. 3. NIETO CADENA, Fernando: La poesía de Augusto Rodríguez, Editorial La Garúa, Barcelona, España, 2007. 4. OQUENDO, Xavier: I Festival de Poesía Joven Ecuatoriana Naranjal, Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión, Núcleo del Guayas, Extensión Cultural Naranjal, Ecuador, 2007. 5. CUZME, Alexis: Poesía ecuatoriana del siglo XXI. Revista-libro Cyberalfaro # 16, Manta, Ecuador, 2008. *Texto leído en el III Encuentro Latinoamericano de Poesía Actual “Poquita Fe”, Santiago de Chile (2008).

27 agosto 2008

Por: Siomara España
EL VANGUARDISMO EN LA OBRA DE PABLO PALACIO
El término vanguardia fue una corriente que vino de Europa y se caracterizó por una sensibilidad que buscaba distintas formas experimentales, oponiéndose a las tradicionales. En la raíz de estos movimientos está la inseguridad humana por la crisis de una sociedad dividida entre tradicionalista y revolucionarios.
Procede del francés Avant-garde un término del léxico militar que designa a la parte más adelantada del ejército, la que confrontará antes con el enemigo, la «primera línea» de avanzada en exploración y combate. Metafóricamente, en el terreno artístico la vanguardia es, pues, la PRIMERA LÍNEA DE CREACIÓN, LA RENOVACIÓN RADICAL EN LAS FORMAS Y CONTENIDOS para, al mismo tiempo que se sustituyen las tendencias anteriores, enfrentarse con lo establecido, considerado obsoleto. La vanguardia se manifiesta a través de varios movimientos, llamados ISMOS, que desde planteamientos divergentes abordan la renovación del arte, desplegando recursos que quiebren o distorsionen los sistemas más aceptados Vanguardia significaba innovar o liberar la cantidad de reglas y estamentos que ya estaban establecidos por los movimientos anteriores; por eso se dice que LA ÚNICA REGLA DEL VANGUARDISMO ERA NO RESPETAR NINGUNA REGLA.
En la narrativa, se diversifica la estructura de las historias, abordando temas hasta entonces prohibidos y desordenando todos los parámetros del texto narrativo;
En la lírica se rompe con toda estructura métrica y se da más valor al contenido. Entre los movimientos de vanguardia destacados en América son: el creacionismo iniciado por Vicente Huidobro, el ultraísmo representado por Jorge Luis Borges y surrealismo que aparece en algunas composiciones de César Vallejo o Pablo Neruda.
Estos movimientos no se limitaron a proponer un cambio formal en el lenguaje de la poesía. Por el contrario, desde los años que le siguen a 1920, la narrativa comienza a ser atendida con toda inquietud por algunos de los mismos escritores afiliados a los grupos de vanguardia. La década de 1920 a 1930 atestigua estos primeros intentos de escribir cuentos y novelas cuyo lenguaje, técnicas y temas se salían completamente del trillado despotismo regionalista. Entre los escritores vanguardistas tenemos a: León Felipe, Federico García Lorca, Rosario Castellanos, Ernest Hemmingway, Pablo Neruda, Juan Carlos Onetti, Octavio Paz, Pita Amor, Emilio Carballido
CARACTERÍSTICAS DEL ESTILO En lo que concierne al estilo palaciano, primero se debe decir que la casi totalidad de su obra se ajusta íntimamente con el estilo vanguardista pues pone en el tapete nuevas construcciones desconocidas y poco entendidas en un panorama local donde la única literatura que se aceptaba era la de los llamados escritores realistas “El problema del arte es un problema de traslados, descomposición y ordenación de formas de sonidos y de pensamientos, las cosas y las ideas se van volviendo viejas. Te queda solo el poder de las babosearlas” según Raúl Vallejo, “Para Palacio el arte es básicamente un problema formal, por lo que en vano, se pretendía plasmar en el la ilusión realista” La obra de Pablo Palacio va en busca siempre de ese norte, nuevas formas expresivas, acompañada y amalgamada con una serie de funciones expresivas de avanzada que deambulan frecuentemente por el campo de la parodia, donde con un exquisito humor, Palacio dibuja y desdibuja los avatares de una sociedad, los plasma y casi refleja como espejos que penden de cuatro paredes donde se desenvuelven sus personajes de cuentos como es el caso de Vida del Ahorcado donde con un inmenso y brillante monólogo hace uso de casi todas las formas posibles de los elementos vanguardistas como son: Inclusión del lenguaje poético, revolución formal, desaparición de la anécdota, proposición de temas como el anti-patriotismo, múltiples puntos de vista del narrador es Profundiza en el mundo interior de los personajes, pues trata de presentarlos a través de sus más escondidos estados del alma se limita a sugerir para que el lector complete, el autor exige la presencia de un lector atento que vaya desentrañando los hechos oscuros que se presentan y armando inteligentemente las piezas de ese rompecabezas de la novela de nuestro tiempo Todos estos elementos hacen de la obra palaciana lo que el mismo autor llamaba “desnudar de los procedimientos” Siempre fue considerado n el panorama local como una isla, por el terrible hecho de no alzar la cabeza y distinguir los alrededores de la literatura mas cercana, pues la corriente vanguardista estaba por la misma época en pleno florecimiento. ELEMENTOS QUE CONTIENE LENGUAJE Y ESTILO El lenguaje es absolutamente innovados, lleno de limpieza expresiva, es incisivo, sarcástico y paródico APORTES Palacio aporta a la literatura con temas totalmente nuevos analizando a profundidad el alma de los personaje donde cada uno de ellos van siendo develados en sus sentimientos íntimos además con una visión intrínseca de la sociedad de su época, pero no desde el punto de vista de lo “real” sino tomando las más bajas pasiones de personajes desconocidos inobservados para la época prostitutas, homosexuales, criminales comunes, que van tomando fuerza entre sus relatos de una manera tal que no es necesario describirlos en su exterior sino de una manera subjetiva donde además esta también se encuentra presente la propia subjetividad del autor haciendo de esta forma una conjugación descarnada entre el alma y el sentimiento individual de estos lo que lleva a observar un gran lirismo sistemático dentro de su obra, y pocas veces visto entre los escritores de su época.
ACTITUD NARRATIVA LOS NARRADORES
Prácticamente en toda la obra palaciana se observa que el punto de vista del narrador está en primera persona así como el constante uso de monólogos interiores, lo que le da una especie de lirismo sardónico lo que lo hace extremadamente original. NARRACIÓN Y TEMPORALIDAD
El tiempo en la obra de Pablo palacio es trabajado con un quinqué distinto, es un tiempo no lineal, no cronológico, sino mas bien un tiempo donde el estado de ánimo de sus personajes va siendo trazado de una manera hasta cierto punto lúdico, onírico. CRITICA LITERARIA La obra de nuestro Pablo Palacio se ve dotada de una corriente avanzada dentro del contexto local, no así de las corrientes latinoamericanas donde ya se están apuntalando asentando para la época (1920) los primeros visos de VANGUARDIA, Palacio fue considerado como un escritor aislado así las palabras de Isaac. J. Barrera cuando manifestaba “Palacio, condenado al ensombrecimiento de su razón” y es que siempre se creyó que la obra palaciana obedecía a un profundo estado de demencia, ya que su enfermedad lo hacia un dilucidador en estos trances de demencia, de una literatura “rara” incomprendida, desajustada a los parámetros de una escritura local donde lo “normal” hubiese sido ajustarse a las corrientes del llamado realismo, que aunque muy valiosas y con grandes aportes, simplemente venían siguiendo paradigmas de la literatura socialista rusa, por estos motivos ideológicos la obra de Palacio fue relegada hasta un segundo plano, pues no se ajustaba a lo que pretendían los escritores del “REALISMO SOCIAL”, las obras de palacio no son de denuncia, de lucha de clases, de problemas políticos o religiosos, y aunque merodea y hasta coquetea, si se quiere, por estos lares, lo esencial de su obra es la innovación, su humorismo deshumanizado en una suerte de absoluta libertad creativa. Los escritores de vanguardia en el Ecuador siempre fueron vistos como casos aislados auque para la época de 1919 ya habían aparecido revistas como “Frivolidades”, “Caricatura” en 1921 aparecía “Singulas”, “iniciación”, ”Hélice” en 1926 y la muy famosa “Motoccleta” de Hugo Mayo, que aparecería en 1927 y la que con seguridad es el estandarte de la vanguardia, coincidentemente en el mismo año que ve la luz “un Hombre muerto a puntapiés de Pablo Palacio Múltiples fueron las críticas en contra de la literatura palaciana, talvez vistas desde un punto de vista solamente de la ideología política, así J. Gallegos Lara se pronuncia ante la obra de Pablo Palacio: “se admira en ella la inteligencia, pero se la encuentra fría, egoísta, y se puede ver al fin, que Pablo Palacio no ha podido olvidar su mentalidad de clase, que tiene un concepto mezquino, clownesco y desorientado de la vida, propia en general de las clases medias, … trata con un izquierdismo confusionista las cuestiones políticas … con un estilo apto para expresar su actitud. Después de leer Vida del ahorcado nos queda una sensación sí, admirativa a medias, a medias repelente” Mas lacerante aún resulta el comentario de Gonzalo Escudero quien dice de la obra palaciana “breviario de cuentos amargos, acres, helados como caína… pablo palacio persigue un álgebra revolucionaria del arte burgues de hacer cuentos … construir valores ecuanacionales entre un paraguas y una máquina de coser encontrados en una mesa de disección ” Análisis de una de sus obras segun el esquema aristoltélico :
LUZ LATERAL

Temática :
"Un hombre atrapado entre amor y locura" PROCESO NARRATIVO Elementos que contiene: Lirismo sardónico
"Se ha producido en mi este elegante fenómeno de alargamiento de los parpados sobre los ojos …. Y caen con nebulosidad dulce que el tiempo sobre los recuerdos”
“Era bastante pálida… bajo cada ceja debió tener una media luna de tinta azul, lo que la hacía interesantísima.Y como los labios también eran muy pálidos me enamoré de ella “
“La amaba estrepitosamente y la amo todavía, como se ama el retrato desteñido de la madre desconocida”
Reconocimiento - anticipación - (esto nos denota que LUZ LATERAL es una obra autobiofráfica)
“Este elegantemente corresponde a una época me ha asaltado bien pronto debido a ciertas circunstancias”
“Había un feroz motivo de entenebrecimiento en mi vida”
“Iba a un médico, me puse a meditar en la situación que me colocaría, de ser verdad, la innovación extraña que presentía”
Peripecia
(Cambios abruptos en la narración) “Como era muy muchacha me estuve esperando que madurara, y apenas la vi con las piernas gruesas me casé ¡hola María! ¡caramba! Me acaban de decir que está servido el almuerzo y tengo que irme, no pierda usted el buen humor. Espere usted un momento”
Ahh! Estoy romántico … he recordado la urna de cristal que guarda los pedazos del viejo cacharro, porque no puedo decir … ¡no! No pongo la palabra, escupo la palabra en la escupidera, que son peligrosas las bascas… ¿la pongo?
“Una corriente eléctrica me impediría llegar a pesar de que el desinfectante del arrepentimiento la lavara presentándomela pura para nuestra posterior vida conyugal. ¿eh? ¿Qué cosa ?¡Socorro ! un hombre me rompe la cabeza con una maza de 53 kilos y después me mete alfileres de 5 centímetros en el corazón …”
Ironía (una verdad aparente y otra subyacente)
"Un miedo estúpido me batía los sesos … un caos apensante y confuso me calentaba la frente y me hincaba las venas como una invitación al almuerzo servido"
La vida del autor está reflejada siempre de una manera u otra en sus obras, se infiltra consciente o inconscientemente para así narrarnos, paralela y casi subliminalmente, el entorno que lo rodea, sus problemáticas existenciales y en definitiva su biografía misma*
En el caso de Pablo Palacio LUZ LATERAL, ésta nos da a conocer grandes leit motifs, que si se analizan desde un punto de vista biográfico encajan de manera perfecta con sus propias vivencias, su época, y ciertamente en su enfermedad y locura, por lo mismo es evidente el parecido que existe entre el personaje de Luz Lateral y Pablo Palacio
Palacio crea estructuras laberínticas, lúgubres, de persecución sin salida. Sus desenlaces son totalmente inesperados que requieren de un lector perspicaz y con un cerebro aguzado.
Finalmente existen una infinidad de rasgos biográficos en LUZ LATERAL, el TREPONEMA PALIDO que desde el principio esta subyacente en el personaje de AMELIA - pálido- (la mujer a quien el protagonista ama).
Palido es el ambiente de la obra, y TREPONEMA PÁLIDO no es otra cosa que el nombre disfrazado de la Sífilis su nombre científico es Treponema Pallidum y las características de la locura del personaje masculino de la obra es la misma patología de la SIFILIS, enfermedad diagnosticada al propio autor de Luz lateral, Pablo Palacio.
El protagonista de Luz Lateral observa como en trance, adivina a sus hijos ciegos, con los ojos blancos, “adivino la papilla que se mueve y que alza un dedo” estas mismas características son trastornos neuro-musculares propios de la sífilis que le lleva a movimientos involuntarios de dedos y manos y que seguramente el autor había experimentado en carne propia.
Finalmente dentro de la trama de la historia, el personaje abandona a su esposa por que ella tiene un enorme pecado, usar la palabra “CLARO”, - notese el paralelismo luz lateral = Claridad, "Claro" = Pálido - si lo analizamos en el contexto biográfico del autor, no es mas que un subterfugio de escape, pues así como el protagonista abandona a Amelia por su terrible pecado, decir frrecuentemente la palabrita "CLARO", el protagonista de la obra encuentra a una “Canalla ” al cruzar la esquina, así mismo los biógrafos de Palacio sostienen que la Sífilis le fue transmitida a Palacio por alguna prostituta, que en la obra seria representada por la “canalla Paula”.
Estos hechos son, lo que sin duda, nos revelan una obra autobiográfica llena de subjetividad, donde cada elemento esta colocado con un lenguaje tal que delata este universo subconsciente en que se encontraba el autor al escribir LUZ LATERAL.
LUZ LATERAL RESUMEN DE LA OBRA
Una persona se está muriendo. La muerte la ha llegado muy rápido. Tiene treinta años. Se le están cayendo las cejas y se está quedando calvo. Recuerda a Amelia, una chica con aspecto infantil. La describe muy blanca, tenía ojos azules. Ella era muy joven, él esperó un poco para que ella creciera. Luego se casó. Pero todo se va al traste porque ella tiene una expresión que lo saca de casillas, repite frecuentemente la palabra ¡claro! Esa expresión que lo vuelve loco. Cree que ella intenta molestarlo.
Al inicio de la relación no molestaba tanto. Pero se da cuenta que no puede soportarlo mas, y la abandonó.
Ella lo abordó un día y le pidió que vayan a dormir porque ¡claro! Ya estaba tarde. Eso le hizo perder la cabeza y la agredió. Al salir corriendo de la casa encontró a Paula, una amiga de adolescencia, se fue con ella. Mientras convivía con Paula tuvo un sueño, éste la habría hecho cambiar de carácter en otra época. Vuelve a darse cuenta de que ama a Amelia y si no tuviese esa expresión no se habría molestado con ella, cuando relexiona, se da cuenta que todavía la ama. Posee objetos que se la recuerdan constantemente y se atormenta ante la imposibilidad de tenerla con él. Se imagina a sus hijos maltratados, se ve a sí mismo estropeado. Recuerda a su amada y la relación que tenían al principio. Piensa en el pueblo y se da cuenta que lo que más le gusta s la iglesia y una escultura de una Virgen en piedra. También ésta le recuerda a Amelia. Mira al cielo y la vuelve a recordar. Siente ansiedad y quiere escapar.