24 enero 2007

MUNDO CLÀSICO
Por : SIOMARA ESPAÑA M. LA ENEIDA
Eneas saliendo de Troya, por Federico Barocci, 1598
La Eneida, a pesar de tener marcada influencia griega no deja de ser también una amalgama de lo greco-latino, pues más allá de la “emulación” a Homero, posee autonomía por sí misma. Virgilio le impregna a su obra nuevas características, nuevos personajes y situaciones, que si bien la vinculan con el mito, no dejan de ser tan reales como humanas. Una de las características más interesantes, - amén de la figura de Eneas y su misión piadosa de fundar Roma- es la presencia constante, casi tangible, (no así en las obras homéricas) de la mujer en la obra virgiliana, mujeres vivas, valientes, independientes, desgarradoras como: Dido.- que Ama, sufre, conmueve, se entrega a la pasión por lo que finalmente muere: “Dido arde de amores…nada le importa … entonces …consternada suplica la muerte” p 129-130 Camila.- Lucha, tiene alma, vive: “…Camila…ceñida la aljiba arremete descubierto el pecho para …dispara …multitud de dardos…va asestando flechas …a Cloreo perseguía ardiendo en mujeril codicia de aquella presa ”. p 287 Amata.- Se inmiscuye, ofrece su hija a Turno, cuando ve todo perdido se suicida: “… ni cautiva veré a Eneas ser mi yerno…” p. 292 Lavinia.- Calla, es sumisa no tiene poder de decisión: “…precipitare en el tártaro al troyano…o dominemos vencidos y suya sea …Lavinia” p 291 “Rompí todos los lazos y arrebaté a mi futuro yerno Eneas la esposa que le había prometido… ” “oyó Lavinia…palabras de su madre… y…el rubor se extendió…por todo su encendido rostro” p 292 Opis.- Castiga, venga a Camila: “… tu muerte no quedará desconocida y oscura…sea quien fuere …lo pagará con la muerte… ” p 288. Larina Tula y Tarpeya fieles auxiliares de Camila. Y obviamente la presencia de dos diosas Juno y Venus, que intervienen constantemente en pro y en contra de que se cumpla el hado de Eneas; todas estas mujeres son trabajadas por Virgilio con un perfil definido al punto que me atrevo a decir que cada una tiene psicología propia. La Eneida es rica en muchos aspectos, y aunque en la forma pueda carecer de originalidad, en el fondo, en la esencia, si es original, diferente, desde el mismo hecho de que no es una obra de un personaje, sino la obra de una empresa LA FUNDACIÓN DE ROMA. Otra de las características que impactan es la presencia del lirismo en los monólogos de Dido, (L. IV) -talvez un parangón con el canto VI de La Iliada- momentos de elevación estética en donde incluso el lector menos conspicuo palpará la presencia y el dolor de un ser tan real, profundamente humano y sensible como la reina fenicia. “Entonces la desgraciada Dido consternada en vista de su cruel destino… vencida por el dolor se abandonó a la desesperación resolvió morir…dispuso… el modo y la ocasión de hacerlo y componiéndose el rostro para mejor disimular…levanta secretamente… una pira y coloca encima las armas de Eneas”(p.134). Ella padece en vida una agonía centellante que la lleva a experimentar de su propia mano lo más humano de todo, la muerte. Y ahí aparece el lado más femenino del personaje, usa todos los recursos para tratar de convencer a Eneas. Dido fragua, elucubra, maquina, una muerte singular con el fin de pagar su culpa y a la vez remorder la conciencia del causante de sus males. “…si alguna felicidad te he dado yo te suplico que te compadezcas de este amenazado reino…renuncia a tu propósito…por ti he sacrificado mi pudor y perdido mi primera fama…si… me quedase una prenda de tu amor si viese juguetear…un pequeñísimo Eneas… Dido … le recorre…con silenciosa mirada y exclama… ausente yo te seguiré con negros fuegos …y cuando la fría muerte me haya desprendido el alma …sombra terrible , me veras siempre a tu lado. Expiaras tu crimen traidor…y …huye de los ojos de Eneas dejándolo indeciso y amedrentado …” p.130-131 Es también en el libro IV donde, con mayor vehemencia y lirismo se siente la voz del poeta que sufre y hace sufrir con el dolor de su personaje: “¿Cuales eran tus pensamientos ¡oh Dido! al presenciar aquellos preparativos?¿ que gemidos exhalabas al ver desde lo alto de tu palacio hervir de gentes toda la playa… ¡cruel amor ! ¿A qué no impeles a los inmortales corazones? de nuevo tiene que recurrir a las lagrimas,…apelar a las suplicas…doblar su orgullo bajo el yugo del amor para que nada le quede por intentar antes de morir inútilmente…”(p.132). La Eneida es una epopeya de admirable valor poético, síntesis de una cultura colosal, de grandes aportes a la humanidad, con una infinita proyección a través de todos los tiempos y espacios. Es conocido por medio de la crítica, que los versos virgilianos son dulces y hermosos, la historia contada es la propia de la Roma de la época y el estilo es sencillo con tintes sicológicos, lleno de descripciones y coloridos. Que si bien recuerdan las descripciones griegas también se remontan al entorno romano, con sus creencias, mitos y leyendas, que de manera magistral y poética, Virgilio plasmó, con amor patrio, dedicación y paciencia.
EL SATIRICÓN POR: SIOMARA ESPAÑA MUÑOZ

El Satiricón es sin duda, la novela clásica más completa, tanto por su estructura como por su contenido. Una obra divertida, viva, pintoresca, satírica, sardónica, decadente en cuanto a sus personajes, llenos de vicios, aberraciones, que degeneraban en las más bajas pasiones humanas, sin embargo, jamás podría calificársela como una novela vulgar, ¡no! Pues la obra no llega al grado de burda o pornográfica, aunque explore, sondee, descubra, o trate los más variados, y escabrosos temas, hay que tener claro que EL SATIRICÓN es sobre todo una obra TESTIMONIAL que recrea el comportamiento cotidiano de toda una época. Sin duda Petronio quiso a través de su obra dejar un testimonio de la grandeza, majestuosidad, opulencia, de la roma de su tiempo, como cuando nos narra el episodio del FESTÍN DE TRIMALCIO, entregándonos con lujo de detalle la opulencia de su casa, las pinturas de las paredes, la riqueza de sus arcas, lo fastuoso de sus banquetes , la imagen de su mujer, lo servil de sus esclavos, pero también nos presentas cuadros de verdadera mofa, sátira del mal gusto, de lo risible de los nuevos ricos, y el ejemplo perfecto es Trimalcio, con sus gustos grotescos y recargados. A través de la obra también se llega a conocer la convergencia de todo tipo de clase social en un mismo conglomerado; recrea, los mercadillos con sus comercios, los campos para vacacionar de los ricos, los palacios, los prostíbulos, a donde acuden tanto hombres como mujeres, el ambiente festivo de las celebraciones a los dioses, las bacanales privadas, etc. Pero también lo cultural se da cita en El Satiricón, las galerías –especie de museos- donde se conservan obras antiguas de los grandes maestros, la oratoria, afuera de los portales de las escuelas o en el foro, la decadencia de la poesía. El apego a lo heleno también se nota con claridad, pues se hace alusión a a sus costumbres, (La Matrona de Efeso); a las obras griegas (parodia de la Gurra de Troya ); a los maestros, filósofos, dioses griegos etc. (Capítulos V (versos de Agamenón), y LXXXIII, (encuentro con Eumolpo)). Prácticamente todos los personajes que deambulan por la obra son dados sobremanera a los más diversos "vicios" ( bebida, homosexualidad vouyerismo, orgías, etc ) desde los dueños-as- de las posadas, pasando por los protagonistas, los hombres de letras (poeta Eumolpo) Quintilla, Trimalcio, en fin, un sinnúmero de personajes son el reflejo de los más diversos excesos; degeneración, depravación son el común denominador de los personajes desde la niñez. Ejemplo de ello son:

- Panyquis que va a ser desvirgada a los 7 años - Quintilla que antes de los 7 años experimenta su primera relación sexual - El niño del capitulo LXXXV la “Aventura galante del poeta Eumolpo” (que despertaba al placer con el ardor de sus pocos años ) - Giton bello, y delicado que desde niño ha probado de los “placeres propios del género femenino”. En conclusión el satiricón es una novela única por sus descripciones, por su realismo, por abarcar en sus entrañas tantos géneros literarios, y por recrear las costumbres de la época a través de Trimalcio (representación del emperador Nerón) lo que nos ha permitido conocer la historia, la grandeza y también la decadencia del imperio Romano , sin duda, El Satiricón ha sido un gran aporte a la literatura, a la humanidad.
ACERCA DE LA ILÍADA

Caminar y correr por toda la obra a través de estos cuatro meses de estudio de la Ilíada, me ha hecho muchas veces detener y regresar a los pasos de la relectura de algunos episodios fantásticos, sublimes, enternecedores y a veces desgarradores de obra. Y es que es así, como se puede entender hasta como una percepción filosófica si se quiere, el sentido mismo de la humanidad, ya que en la obra abundan los episodios de peleas, guerras, que ponen en entredicho la calidad espiritual de aquellos seres humanos violentos, crueles, que no tienen piedad por mujeres, ancianos o niños, cuando toman ciudades enteras. Pero por otro lado se observa esos gestos sublimes de amor, ternura, solidaridad, amistad, etcétera. Esto realmente me llama la atención puesto que son actitudes propias del ser humano de todos los tiempos y épocas. A pesar de la distancia, la obra nos ha llegado desde temprano, puesto que se saborea hasta en nuestra tierra su repercusión; como es en caso de nombres que usamos, emulando los nombres griegos. Todo es realmente fantástico y así como una vez leí; que Homero fue “el gran educador de el mundo griego” con lo que gano adeptos y detractores, no es menos cierto (según mi humilde criterio) que la IlÍada es una bendición para el mundo occidental, Mas allá del legado geográfico, histórico o mitológico está la percepción de los sentimientos que nos sirven de ejemplo hasta en la actualidad. Y aunque a veces nos inspire desprecio, en ciertos momentos de crueldad extrema, hay que reflexionar en ello, pues así es la guerra y en ella todo se vale y no nos podemos quejar puesto que en plena era moderna la guerra es aún mas cruel como en el caso de Hiroshima y Nagasaki basta con pasar una ojeada a tal atrocidad para ver que somos tan o más crueles que en la época de la guerra de Troya. Grande es la enseñanza que me ha dejado esta obra, tanto en el aspecto de la literatura en sí, como el enriquecimiento cultural que he recibido, en el ámbito filosófico, en lo social, en los detalles aparentemente insignificantes, como en el caso de las mujeres y sus oficios cuando tejen, y en los bordados van plasmando escenas del mundo que las rodea,

El caso del escudo de Aquiles, fabricado por Vulcano, es realmente fantástico como el narrador omnisciente nos va relatando, con una mezcla de realidad y fantasía los episodios del diario vivir del mundo griego de aquella época, y ahí es donde he comprendido realmente la grandeza de Grecia, por ejemplo: el poéta nos recrea un gran viñedo (todo esto colocado en una parte del escudo de Aquiles) donde hay jóvenes recogiendo en grandes canastas los frutos, hasta ahí todo es normal.... pero de repente algo me llama sobremanera la atención, y es que en el campo hay músicos, musicos tocando la Cítara y hay cantores, bailarinas, otros mozos están asando un toro para el banquete …. Esto realmente me parece algo fantástico, maravilloso pues estoy convencida que se trata de un hecho auténtico, que el autor quiso colocar para dar a conocer la realidad de la vida griega, ahí es cuando comprendo, repito, la grandeza y belleza de este mundo pues sencillamente, todo lo hacían con gran armonía, rodeados de cosas sublimes, satisfaciones, de inspiración.... y es allí donde nace el concepto de belleza pues como observamos a pesar de las ruinas, en Grecia todo era bello, incluso la guerra, no había espacio para lo "feo", (no olvidemos que cuando nacía un niño desagradable o deforme lo lanzaban a los despeñaderos o a la sla de Lemnos como en el caso de Hefestos) . Siomara España M.

23 enero 2007

ENCUENTRO POÉTICO EN EL CEN

Constan Xavier Hidalgo, Miguel A. Chavez, Solange Rodriguez, Augusto Rodriguez, Carmen Vasconez, Siomara España, Rosa Amelia, Alvarado,Susana Cepeda (del CEN) Sonia Manzano entre otros

Una vez más me convenzo que la unión hace la fuerza … muchos fueron los invitados pero pocos los que estuvimos (parodiando a la Biblia, y sin desmerecer el recital )

Algunas “Vacas Sagradas” simplemente no estuvieron interesadas en ir…(exceptuando lo exceptuable por supuesto) y es que los "consagrados" escritores de nuestro país deberían apoyar a los nuevos locos que estamos embarcados en el vagón quimérico de la creación poética. Si bien no es indispensable que expongan sus obras, sí es importante su presencia, esa es una forma de decir, no queremos que la poesía muera, queremos dejar a gente que siga el camino que ya nosotros duramente transitamos, - ya sabemos que La Poesía es la cenicienta de todas las artes- por eso estamos aquí para decirles que se hace camino al andar, como decía Machado. Por otra parte, ya es hora que se abra espacio a las nuevas generaciones de poetas, escritores, críticos … etc, para que se los conozca, y se difunda su obra, esto debe empezar desde los medios de comunicación, especialmente la prensa escrita que en muchas ocasiones, si no tienen el nombre de algún “famoso” para sus artículos, simplemente no publican, o publican pequeñeces. También es necesario que se siga promoviendo este tipo de actividades culturales tanto a nivel local como nacional. Bueno me pareció que hay mucho talento poético a la luz, y aún mucho más que merece ser descubierto.