24 enero 2007

MUNDO CLÀSICO
Por : SIOMARA ESPAÑA M. LA ENEIDA
Eneas saliendo de Troya, por Federico Barocci, 1598
La Eneida, a pesar de tener marcada influencia griega no deja de ser también una amalgama de lo greco-latino, pues más allá de la “emulación” a Homero, posee autonomía por sí misma. Virgilio le impregna a su obra nuevas características, nuevos personajes y situaciones, que si bien la vinculan con el mito, no dejan de ser tan reales como humanas. Una de las características más interesantes, - amén de la figura de Eneas y su misión piadosa de fundar Roma- es la presencia constante, casi tangible, (no así en las obras homéricas) de la mujer en la obra virgiliana, mujeres vivas, valientes, independientes, desgarradoras como: Dido.- que Ama, sufre, conmueve, se entrega a la pasión por lo que finalmente muere: “Dido arde de amores…nada le importa … entonces …consternada suplica la muerte” p 129-130 Camila.- Lucha, tiene alma, vive: “…Camila…ceñida la aljiba arremete descubierto el pecho para …dispara …multitud de dardos…va asestando flechas …a Cloreo perseguía ardiendo en mujeril codicia de aquella presa ”. p 287 Amata.- Se inmiscuye, ofrece su hija a Turno, cuando ve todo perdido se suicida: “… ni cautiva veré a Eneas ser mi yerno…” p. 292 Lavinia.- Calla, es sumisa no tiene poder de decisión: “…precipitare en el tártaro al troyano…o dominemos vencidos y suya sea …Lavinia” p 291 “Rompí todos los lazos y arrebaté a mi futuro yerno Eneas la esposa que le había prometido… ” “oyó Lavinia…palabras de su madre… y…el rubor se extendió…por todo su encendido rostro” p 292 Opis.- Castiga, venga a Camila: “… tu muerte no quedará desconocida y oscura…sea quien fuere …lo pagará con la muerte… ” p 288. Larina Tula y Tarpeya fieles auxiliares de Camila. Y obviamente la presencia de dos diosas Juno y Venus, que intervienen constantemente en pro y en contra de que se cumpla el hado de Eneas; todas estas mujeres son trabajadas por Virgilio con un perfil definido al punto que me atrevo a decir que cada una tiene psicología propia. La Eneida es rica en muchos aspectos, y aunque en la forma pueda carecer de originalidad, en el fondo, en la esencia, si es original, diferente, desde el mismo hecho de que no es una obra de un personaje, sino la obra de una empresa LA FUNDACIÓN DE ROMA. Otra de las características que impactan es la presencia del lirismo en los monólogos de Dido, (L. IV) -talvez un parangón con el canto VI de La Iliada- momentos de elevación estética en donde incluso el lector menos conspicuo palpará la presencia y el dolor de un ser tan real, profundamente humano y sensible como la reina fenicia. “Entonces la desgraciada Dido consternada en vista de su cruel destino… vencida por el dolor se abandonó a la desesperación resolvió morir…dispuso… el modo y la ocasión de hacerlo y componiéndose el rostro para mejor disimular…levanta secretamente… una pira y coloca encima las armas de Eneas”(p.134). Ella padece en vida una agonía centellante que la lleva a experimentar de su propia mano lo más humano de todo, la muerte. Y ahí aparece el lado más femenino del personaje, usa todos los recursos para tratar de convencer a Eneas. Dido fragua, elucubra, maquina, una muerte singular con el fin de pagar su culpa y a la vez remorder la conciencia del causante de sus males. “…si alguna felicidad te he dado yo te suplico que te compadezcas de este amenazado reino…renuncia a tu propósito…por ti he sacrificado mi pudor y perdido mi primera fama…si… me quedase una prenda de tu amor si viese juguetear…un pequeñísimo Eneas… Dido … le recorre…con silenciosa mirada y exclama… ausente yo te seguiré con negros fuegos …y cuando la fría muerte me haya desprendido el alma …sombra terrible , me veras siempre a tu lado. Expiaras tu crimen traidor…y …huye de los ojos de Eneas dejándolo indeciso y amedrentado …” p.130-131 Es también en el libro IV donde, con mayor vehemencia y lirismo se siente la voz del poeta que sufre y hace sufrir con el dolor de su personaje: “¿Cuales eran tus pensamientos ¡oh Dido! al presenciar aquellos preparativos?¿ que gemidos exhalabas al ver desde lo alto de tu palacio hervir de gentes toda la playa… ¡cruel amor ! ¿A qué no impeles a los inmortales corazones? de nuevo tiene que recurrir a las lagrimas,…apelar a las suplicas…doblar su orgullo bajo el yugo del amor para que nada le quede por intentar antes de morir inútilmente…”(p.132). La Eneida es una epopeya de admirable valor poético, síntesis de una cultura colosal, de grandes aportes a la humanidad, con una infinita proyección a través de todos los tiempos y espacios. Es conocido por medio de la crítica, que los versos virgilianos son dulces y hermosos, la historia contada es la propia de la Roma de la época y el estilo es sencillo con tintes sicológicos, lleno de descripciones y coloridos. Que si bien recuerdan las descripciones griegas también se remontan al entorno romano, con sus creencias, mitos y leyendas, que de manera magistral y poética, Virgilio plasmó, con amor patrio, dedicación y paciencia.

3 comentarios:

Fernando Naranjo E dijo...

Tengo mas bien la certeza que Roma no pertenece al mundo clásico. El hecho de yacer antes de la Edad Media no es suficiente mérito; en tal virtud la Eneida no tiene cómo ser comparada con la Odisea o la Ilíada, como nos obligaban a aprenderlo en el colegio. Mientras las unas son de autor de dudosa procedencia y los mitos surgen como acabados de mutar de su invitable origen humano, Virgilio tiene fecha de nacimiento, se saben de sus preferencias, sus problemas económicos, de su amistad con el que sería el Augusto y su afán ideológico de emparentar el nuevo imperio justamente con ese mundo clásico de su ayer. Tu análisis es muy pertinente y completo; sólo quería referirime a terminar con ese lugar común que es meter en el mundo clásico al imperio romano y a toda sus producción artística. recuerda que de no volverse imperio Roma habría sido una república tan occidental como cualquiera de los países de este siglo. Un saludo

gruporeverso dijo...

Estimado Fernando me da gusto que te hayas interesado por mis “estudios” colgados en este blog, esto me anima a seguir conservándolo.
Con respecto a tu comentario creo que hay que diferenciar entre “Roma” como una cultura clásica y los “CLÁSICOS LATINOS ”
Sin duda alguna “la Eneida “es un clásico de la literatura latina y lo que intento en el “artículo” es hacer mención de la obra en sí
Puede ser que Roma no pertenezca al “MUNDO CLÁSICO”, pero no hay que olvidar que absorbió todo lo griego empezando por los dioses a los que “descaradamente” solo les cambió el nombre.
Pero aquello de que La Eneida no tiene como ser comparada, con la Ilíada o la Odisea…. permítame decirle -querido amigo- que discrepo con usted..
Bastante trillado es la frase GRAECIA CAPTA FERUM VICTOREM CEPIT (Grecia cautiva, cautivó a su fiero vencedor)
La literatura latina, es una copia de todo lo helénico basta con echar un vistazo por la primeras líneas de La Eneida. Cito : “….. el varón que, huyendo de las riberas de Troya …. anduvo errante por tierra y por mar (igual que Odisea )…. Mucho padeció en la guerra antes de que lograse edificar la gran ciudad…. (las luchas por el Hélade ).. “
Los 12 libros de la Eneida están divididos claramente en 2 partes del libro 1 al VI equivale a La Odisea (los viajes de Eneas desde Troya al Lacio).
Y del libro VII al XII a La Ilíada (la lucha por la hegemonía del lacio o Lavinio)
Los personajes, el estilo son de clara influencia griega
Ascanio – Iulo- se puede comparar con el hijo de Odiseo Telémaco
Turno se asemeja a Aquiles
Niso,y su amigo Euríalo nos recuerdan la amistad de Aquiles y Patroclo
El estilo de la obra con símiles largos y detallados, las imágenes, es decir todo nos recuerda a las obras atribuidas a Homero. Eso si, es innegable las características particulares que va impregnando Virgilio en su obra lo que la hace tan valiosa como las obras homéricas.
Marcelino Menéndez y Pelayo dice: “…Virgilio… lanza con aire poético ráfagas ….lo sencillo y majestuoso sigue a los hexámetros homéricos…”
Martín Alonso Pedraz : “…la matización que da Virgilio a su hexámetro… imágenes y comparaciones de tipo homérico dan colorido y sensibilidad inigualable … ”
Wilamowitz refiriéndose a la cultura romana manifiesta : ” .. No es otra cosa que la recepción de la cultura griega por los itálicos, conscientes de su propia insuficiencia creativa”
Es cierto también que los romanos le dieron a su literatura características propias pero siempre se hará siguiendo los cánones existentes: Los griegos.
Si hay que agradecer a Roma su gran aporte, ya que, amalgamado o no, llegó hasta nosotros este acervo cultural inigualable, que nutrió todo el pensamiento antiguo y coadyuvó al nacimiento de nuevas visiones filosóficas, científicas, literarias sociales, etc, . que siguen siendo un referente hasta nuestros días.

gracias por tus comentarios siempre es bueno encontrar con quien mantener este tipo de dialogos
un abrazo

gruporeverso dijo...

De: Fernando Naranjo

Enviado el: Jueves, 22 de Febrero de 2007 4:15:01
Para: Siomara España
Asunto:
De la Eneida y otros pasados

Me sostengo, y hasta diría que tus razonamientos
refuerzan mis teorías. En todo caso me alegra
refrescar los recuerdos de las viejas y sabias
lecturas; tu frescor es de lo más ideal para viajar
por esos mundos tan lejanos. Estaré pendiente de tus
posts.
Va el abrazo