03 enero 2008

POR: SIOMARA ESPAÑA M.
LA POETICA DE AUGUSTO RODRIGUEZ
EN EL 2007
AUGUSTO RODRIGUEZ es un poeta que siempre nos sorprende, pues mas allá de su vocación como tal, y su dedicación como promotor cultural, es un prolifero escritor que aparece y reaparece con nuevas obras en circulación.

Con su poética se sigue reinventado en una suerte de Catoblepas que se transforma y muta en otros cuerpos, cerebros o espectros de esos que habitan los nuevos mundos fantasmales de la poesía contemporánea.

En cada obra parece y aparece, prestando y presentando su voz a los desposeídos, asumiendo esa responsabilidad de sedición que reclama cada vez con mas ímpetu y vehemencia la lírica nacional. Con ella no solo esta abriéndose paso dentro de ese cosmos literario, sino que además sostiene el estandarte de una nueva generación de poetas que buscan llevar su canto hasta los bastiones de la creacion universal. Este año que terminó muchas han sido sus insatisfacciones- satisfacciones, pues a pesar de los desasosiegos personales, aparecieron bajo su tinta y nombre dos obras internacionales: CANTOS CONTRA UN DINOSAURIO EBRIO, libro publicado por la Editorial La Garúa, de Barcelona, España, una obra armónica , obediente a una cuidada estructura poética desde el principio hasta el final donde el autor asume desde su óptica una especie de prelacía familiar o social.

Mientras que MATAR A LA BESTIA editado en conjunto por Mantis Editores y la Secretaría de Cultura del gobierno de Jalisco en México, es una recopilación de sus anteriores obras. Ironía, desarraigo, irreverencia son recurrentes en sus poemas: “Dios se ha sentado a contemplarnos, para ver como nos destruimos frente a su mirada… los críticos serios… nunca le prestan mayor atención ” “Dramaturgia” De: LA BESTIA QUE ME HABITA Una especie de subversión habita en su poesía, rebelión ante todas esas bestias que sentimos alrededor y dentro. "Báñame con tus sobacos, ládrame con tu sexo, mata a la bestia que me habita y sepúltame…" “Matar a la bestia” De: LA BESTIA QUE ME HABITA Autodestrucción, es la paradoja de salvación que encuentra el poeta entre su canto y carne. "Eres un animal a punto de parir, un ser alocado y sin rumbo, como será nuestro hijo salvémonos de esta locura… y de una vez, mujer, córtate los ovarios y deja que esta bestia se pudra". “A Punto de Parir” De: LA BESTIA QUE ME HABITA Estigmas con los que lucha para no dejarse arrastrar por los laberintos de la infancia, espejos, pasillos o piñatas de fiesta donde el corazón estalla cantando un himno de victoria contra transeúntes, por que al filo de las borracheras la bestia es capaz se levantantarse y devorar al ser amado*. Matar o morir cual Basilisco en el espejo, es esa forma de sobrevivir que encuentra el poeta entre la jungla de animales que lo habitan.

En la ultima parte de este libro encontramos "El beso de los Demente" quizas el mas doloroso y totalmente nostálgico canto, donde su alma y espíritu se fusionan con el amor al padre, a quien le canta como en retazos de lamentos y que trata de buscar entre las sombras para preguntar entre las fiebres ¿que curará el dolor de su partida?. Interrogantes que no encuentran respuesta, poesía en prosa, bella, dolorosa y bella, desgarradora y bella talvez la voz mas puntual que ha encontrado el poeta, pues surge de su sangre, de su impotencia y desvarío.

“La tierra entera es una apariencia banal ante tus ojos, padre mió. Mírame con tu amor y tu desprecio mayores. Merezco morir por tu despecho y por tu cruel enfermedad. Merezco ser la enfermedad que te esta matando y morir en tu honor y en tu regazo. Eres la sombra y el cuchillo que se enterrará en mi corazón. Mátame, padre, de una vez. Mátame. Yo soy el Cordero de tus pesadillas” De: EL BESO DE LOS DEMENTES Al final como dijo Antonio Skármeta: “ Augusto Rodríguez… es un poeta ecuatoriano para leer de mañana”, yo diría: Para leer mañana. La poesía de Augusto Rodríguez será leída y buscada por poetas y lectores del mañana, se seguirá inventando y reinventando - igual que el Catoblepas-simplemente por que trascenderá.

No hay comentarios: